Día 8. Cómo partirse un labio

 

En el capítulo de hoy de “Hay que ser imbécil” os enseñaremos cómo partiros un labio sin la ayuda de nadie y sin apenas esfuerzo. Para ello solo necesitaremos:

-Un labio

-Una habitación de hotel para no fumadores

-Unas ganas locas de fumar

-Unas latas de cerveza

-Un paquete de Lucky Strike

-Una silla

-Un cerebro de mosquito

-Un puñadito de torpeza

Para empezar debemos asegurarnos de que la habitación que reservemos sea para no fumadores aunque nosotros sí fumemos, especialmente cuando bebemos. Con una habitación para fumadores quizá podamos conseguir el mismo resultado pero añadiendo mucha torpeza en vez de solo un poquito como es nuestro caso. Además tiene que disponer de ventana, ojo de buey o cualquier tipo de abertura al exterior. Una vez que tengamos la habitación reservada tenemos que conseguir las ganas locas de fumar para lo que utilizaremos las cervezas. Podemos empezar a beber en cualquier bar pero es muy importante que las últimas cervezas nos las bebamos en la habitación del hotel. Cualquier marca de birra servirá para nuestro propósito pero si queremos conseguir unos resultados óptimos recomendamos que las latas sean de medio litro, de las de yonki. Con las ganas locas de fumar y teniendo en cuenta que no podemos hacerlo en la habitación nos abrigaremos y bajaremos a la puerta del hotel a echarnos un Lucky. Cuantas más plantas haya que bajar y volver a subir mejor. Una vez de vuelta en la habitación seguiremos bebiendo y utilizaremos el cerebro de mosquito para urdir un estúpido plan que nos permita fumarnos el siguiente piti en la habitación, sin tener que darnos el paseito hasta la calle. Pensaréis que la cosa no parece tener mucha complicación, se abre la ventana y se fuma con el morro para fuera. Pero no era tan fácil en este caso. La ventana daba a otras ventanas del hotel desde donde podían vernos infringir las normas. Y dado que no podíamos saber quién nos iba a ver era mejor no arriesgarse a que por culpa de un chivato nos abroncasen o directamente nos echasen del hotel. Pero si el cerebro de mosquito es de buena calidad pronto encontraremos la siguiente solución. Si apagamos la luz de la habitación y fumamos medio agachados con la ventana abierta nadie nos verá hacerlo. Brillante idea, ¿qué podría salir mal?

Llega el momento de la verdad. Ahora hay que ser muy precisos. Decidimos echarnos ese piti clandestino y ponemos en marcha nuestro plan. Antes de nada abrimos la ventana y también abrimos una yonkilata de cerveza a la que daremos solo un pequeño trago. El siguiente paso es muy importante. Hay que asegurarse de no dejar la lata recién abierta y casi llena en un lugar seguro, como una mesa, sino que la dejaremos en el suelo, lo más cerca que podamos de la silla. Esto hay que hacerlo pensando en otra cosa, de manera que no seamos conscientes de dónde la hemos dejado. Ya solo queda el último toque, el más crucial. Lo que sigue hay que hacerlo rápido, sin vacilar. Nos llevamos el cigarro a la boca y apagamos la luz. Ahora es cuando necesitamos añadir la torpeza de manera que al dirigirnos hacia la ventana pateemos la lata, que empezará a derramar la cerveza por el suelo mientras nosotros gritamos “mierda mierda mierda” y en un acto reflejo nos agacharemos rápidamente para intentar recogerla a tientas del suelo reventándonos la puta boca contra el respaldo de la silla. Y ya lo tenemos! Mientras saltamos y aullamos de dolor despertando a los vecinos de habitación notamos el sabor de la sangre en la boca y solo podemos pensar “que no me haya roto los dientes, que no me haya roto los dientes” sin atrevernos a llevarnos la mano a la encía por si descubrimos que efectivamente nos hemos quedado sin paletos. En este caso todo se ha quedado en una raja interna en el labio inferior pero una leche un poco más fuerte y me quedo con menos dientes que una gallina.

Ya podéis probar vosotros también a hacerlo en casa a ver cómo os sale!

Anuncios

Dime algo, que me hace ilusión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s